17.1 C
Puente Genil
lunes, mayo 20, 2024

Los templos de Puente Genil preparados para recibir a los fieles, puertas abiertas, separación en los bancos y pilas bautismales vacías

El próximo lunes, 11 de mayor pueden reabrir los templos, en principio. Para ello los párrocos deben adoptar unas medidas de seguridad, que ya se están llevando a cabo (en la foto parroquia de la Purificación).

Por ello, junto a las pilas de agua bendita —vacías para evitar contagios— se colocarán botes con gel hidroalcohólico. Las puertas de los templos deberán estar abiertas antes y al terminar las celebraciones para evitar el contacto de los fieles con los pomos y las manillas, añade el documento. El sacerdote, que deberá desinfectarse las manos antes de cada oficio, entregará la comunión en las manos y en silencio.

Durante la confesión, tanto el sacerdote como el feligrés deberán llevar mascarilla y guardar la distancia de seguridad sanitaria, por lo que los confesionarios quedarán en desuso.

-

Turnos para comulgar

Para que estas proposiciones se ejecuten de la mejor manera posible, se recomienda a las diócesis que elijan a “personas responsables” para que ayuden a organizar las celebraciones: apertura de puertas, distribución de fieles, el turno para comulgar, etcétera. Otra de las recomendaciones es evitar los coros. “Se recomienda mantener un solo cantor o algunas voces individuales y algún instrumento. No habrá hoja de cantos ni se distribuirán pliegos con las lecturas o cualquier otro objeto o papel”, indica la dispensa. Al terminar la celebración, cada parroquia desinfectará todo templo, desde los bancos hasta los objetos litúrgicos. El texto también pide a los obispados prohibir las visitas turísticas a los templos durante la primera y segunda fase de la desescalada.

Para los ritos donde el sacerdote debe aplicar óleo o agua bendita (caso de bautismos, confirmaciones y unción de enfermos), el presbítero no podrá reutilizar el agua entre los bautizados y deberá utilizar un bastoncillo o algodón de un solo uso para ungir a los fieles, que luego tendrá que incinerar al terminar la celebración. En estas sugerencias se recomienda que los sacerdotes de mayor edad no administren la unción de enfermos a personas con la covid-19. Para los funerales y las exequias se seguirán las mismas disposiciones de aforo que en el resto de misas dominicales.

7,034FansMe gusta
2,215SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

error: El contenido está protegido