20.7 C
Puente Genil
martes, abril 23, 2024

La crisis socioeconómica por la Covid-19 ha provocado un importante incremento en las peticiones de ayuda de trabajo registradas por Cruz Roja

Los datos hablan por sí solos: si en 2019 fueron 1.538 las personas que en la provincia recibieron algún tipo de atención por parte del Plan de Empleo de la institución humanitaria, el pasado año esa cifra se disparó hasta las 2.191 personas, un 42 por ciento más.

Lamentablemente, las circunstancias generadas por la pandemia han traído también como consecuencia una disminución en el porcentaje de inserciones; si años anteriores casi una de cada dos personas que participaban en un itinerario de empleo de la entidad encontraba trabajo, en 2020 esa ratio se redujo hasta el 34 por ciento.

Y es que, si bien fueron casi 2.200 los ciudadanos atendidos durante el año por el servicio de inserción laboral de Cruz Roja, los que se integraron dentro de alguno de los itinerarios de empleo –que conllevan un seguimiento más prolongado con acciones de orientación, formación e intermediación- fueron algo más de la mitad, concretamente 1.218, de los que 414 consiguieron algún contrato de trabajo durante esos doce meses.

-

Unas cifras que, en cualquier caso, constatan los esfuerzos  que desde la institución humanitaria se han hecho para continuar promoviendo la inserción laboral pese a las complejas circunstancias derivadas de la crisis del coronavirus.

“Durante el pasado año, dadas las difíciles circunstancias que nos tocó vivir, nos centramos en mejorar la empleabilidad de las personas mediante acciones formativas online, potenciando sus competencias en nuevas tecnologías y fomentando su inserción en los sectores en auge, como el sociosanitario o el de empleo verde”, explica Nicoletta Comito, responsable provincial de Empleo de Cruz Roja.

No en vano, desde que estalló la pandemia, el Plan de Empleo de Cruz Roja ha seguido apoyando a sus participantes a través de seguimientos individuales y charlas y formaciones on line, al tiempo que ha mantenido el contacto con las empresas para conocer sus necesidades a corto y medio plazo.  

Además, desde el servicio de inserción laboral de la entidad se han realizado otras iniciativas, como video-mesas de diálogo con empresas para asesorar a las personas afectadas por cuestiones laborales derivadas de la situación del COVID-19, así como video-consejos para las personas en confinamiento sobre cómo superar una entrevista de trabajo o poner en valor las propias capacidades. También se han llevado a cabo acciones de asesoramiento gratuito por parte de expertos acerca de cómo acceder a ofertas de empleo en este contexto o recomendaciones a la hora de poner en marcha un negocio para emprendedores.

Junto a los proyectos con itinerarios, dentro del Plan de Empleo de la institución se enmarcan otras iniciativas de promoción de la inserción laboral como el programa ‘Impulsa’, destinado al fomento del autoempleo, que apoyó la creación de 25 empresas el pasado año.

Asimismo, con la misma filosofía de itinerarios de inserción se encuentran programas como el Incorpora, impulsado en colaboración con la Fundación Bancaria La Caixa para potenciar el empleo de personas en riesgo de exclusión social.

Estos resultados han sido posibles gracias al compromiso de las personas participantes y al esfuerzo compartido de muchas entidades privadas y públicas, destacando en este sentido las 343 empresas cordobesas con las que desde el Plan de Empleo, a través del proyecto ‘Reto Social Empresarial’, se establecieron más de 460 alianzas en 2020, a lo que hay que sumar el respaldo de instituciones como la Diputación de Córdoba, el Fondo Social Europeo y el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, a través del Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social (POISES) y del Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ).

7,034FansMe gusta
2,215SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

error: El contenido está protegido