23.5 C
Puente Genil
jueves, abril 18, 2024

A.Cabello y M.J. Espuny (Clidecem): «30 años en el tratamiento odontológico con las tecnologías más avanzadas»

Hoy publicamos una entrevista mantenida con los doctores Agustín Cabello, María José Espuny , Gema Cabello y Belén Cabello. Se trata de una saga familiar de grandes profesionales dedicados a una disciplina médica que ha tenido una gran evolución y cuya clínica ha crecido en concordancia con las últimas técnicas y avances aplicados a la misma.

OK ¿Cuándo nace la historia de Clidecem? ¿Cuál fue vuestra primera clínica?.

Agustín Cabello: Clidecem nace hace 30 años y nuestra primera clínica estuvo ubicada en la tercera planta de un edificio del Paseo del Romeral. Ahí empezamos la Doctora María José y yo con un par de sillones, posteriormente nos trasladamos a la Avenida Manuel Reina hasta que hace 10 años nos instalamos donde estamos actualmente. Nuestros comienzos fueron como todos, poco a poco y dando pequeños saltos hasta llegar a donde estamos hoy, con una clínica compuesta por ocho equipos dentales en los que trabajamos diferentes profesionales de distintas áreas de la odontología.

-

OK: ¿Cómo ha evolucionado en estos años el sector de la odontología?.

Agustín Cabello: En 30 años ha habido muchos cambios, fundamentalmente en los cambios tecnológicos es donde haría más hincapié. Hace 30 años era una odontología no tan ligada al tema de la estética. El cambio más notorio diría que ha sido eso, pasar de una odontología meramente que atendía al dolor, a la estética, donde los aspectos fundamentales son la implantología y la ortodoncia.

Belén Cabello, odontóloga.

OK: ¿Los clientes visitan más la clínica por estética o por salud?.

Agustín Cabello: Diría que es un 50-50%, hay muchos pacientes que demandan nuestros servicios porque tienen una patología y presentan, por ejemplo, ausencias de piezas dentales. Pero también hay mucho interés en adultos o niños en la ortodoncia.

OK: La prevención de problemas bucales es esencial, ¿cuáles son las claves?.

Agustín Cabello: Son tres pilares básicos, el primero la higiene bucodental, tener constancia. El segundo, la alimentación como factor fundamental en el desarrollo de enfermedades de la boca; una dieta muy carbohidratada provoca caries o hábitos como el consumo de alcohol o tabaco también influyen negativamente. El tercer pilar es acudir al dentista de forma periódica al menos una vez al año para revisiones periódicas.

OK:¿Crees que la población está concienciada sobre la importancia de la higiene bucal?.

Agustín Cabello: En los sectores más jóvenes de la población, al menos en Puente Genil, yo diría que sí. Nosotros formamos parte del Plan de Existencia Dental Infantil de la Junta y tenemos muchos niños con edades entre los 6 y los 14 años, y creo que la población a niveles infantiles y sus padres, que son padres más o menos jóvenes, están comprometidos con la salud bucal. A medida que avanzas en el rango de la población, no se puede decir lo mismo.

OK:¿Cuál es la edad adecuada para una primera visita al dentista?.

Agustín Cabello: Cuando se detecta la primera muela definitiva, entre los 5 y 6 años. Al dentista pueden venir a cualquier edad pero es más complicado hacer entender a un niño con 3 o 4 años. Esto no quiere decir que a estos niños no se les pueda hacer algo si lo necesitan. Pero lo conveniente es así porque a partir de esos años es cuando salen las piezas definitivas.

OK:¿Puede prevenir otros problemas el visitarlo cuanto antes?.

Agustín Cabello: Sí, sobre todo con el tema de la ortodoncia mientras antes se vea, mucho mejor. No quiere decir que con 6 o 7 años tengas que poner un aparato al niño, pero hay que estar vigilando al niño porque puede presentar patologías más graves si no se detecta en edades tempranas.

Agustín Cabello, odontólogo.

OK: ¿Cuál es el problema más grave que habéis tenido que tratar en la clínica? .

M. José Espuny: Uno de los problemas más graves que nos podemos encontrar son los cánceres bucales, algo bastante desagradable y un infortunio. Aquí no lo tratamos, lo diagnosticamos y un diagnostico a tiempo hace que pase al área de cirugía maxilofacial en los servicios de la Seguridad Social. A diario, la patología más grave pueden ser las piezas muy destruidas, da mucha pena verlo a personas jóvenes y, a veces, a niños pequeños.

OK: ¿Qué práctica extendida entre la población se cree que es beneficiosa para la salud bucal y que realmente no lo sea?.

M. José Espuny: Una pregunta muy demandada es ¿qué hago para que no se me piquen los dientes? o ¿qué cepillo es mejor el manual o el eléctrico?, los dos son buenos, lo importante es el cepillado de dos a tres veces, mínimo, al día. Esa pregunta nos la hacen muchísimo. Hay creencias extendidas en ciertas cosas, como el cepillado con bicarbonato, este es muy abrasivo y daña el esmalte de los dientes y lo pone muy oscuros, el tabaco o el café también los oscurece.

M. José Espuny, odontóloga.

OK : ¿Para la gente que quiera blanquearse los dientes cuál es la mejor manera?

M. José Espuny: Hay técnicas bastantes eficiencias que pueden ser hasta en casa, o aquí en clínica. Hay técnicas muy válidas con las que se consiguen un buen resultado en un par de sesiones. A parte, yo siempre digo que los dientes no se van a quedar blancos como una pared, el tratamiento es para que se aclare sobre el tono de tus dientes. Para ese resultado está las carillas.

OK: Los avances que más se han notado en la historia has comentado que son los tecnológicos y en Clidecem apostáis por la tecnología ¿qué es lo más reciente que habéis incorporado?.No es lo más nuevo, pero la radiografía en 3D ha sido un paso muy avanzado tanto para el diagnóstico de las enfermedades como en su posterior tratamiento. O hablando de las carillas, eso ya lo hacemos de manera digitalizada. Se hace con un sistema de escaneo de la boca. Lo último que estamos incorporado es el DSD (Digital Smile Design) para escanear la boca y te presenta a base de una fotografía cómo debería de estar.

OK:¿Qué medidas habéis adoptado en la clínica para combatir el covid-19?.

M. José Espuny: Desde el principio de la pandemia el tema nos preocupó ya que nosotros estamos muy expuestos porque trabajamos con las bocas de los pacientes abiertas, y generando continuamente aerosoles. Por eso optamos por purificadores de aire en todos los gabinetes, también hemos añadido el sistema EPA en el aire acondicionado. En cuanto a la protección vamos con dos mascarillas, la bata…los EPI tradicionales. Además a los clientes les damos unas calzas en los pies, deben desinfectarse las manos y les medimos la temperatura. Entre las consultas de dos pacientes, lo desinfectamos todo, aireamos el gabinete durante un momento. Hacemos todo lo que está en nuestra mano porque todas las medidas que pongamos son pocas, y aun así nos sentimos muy expuestos.

Gema Cabello, odontóloga.
7,034FansMe gusta
2,215SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

error: El contenido está protegido