20.7 C
Puente Genil
martes, abril 23, 2024

Un Jueves Lardero pasado por agua que ha impedido escuchar los primeros pasodobles y coplas en la calle

Minutos antes de las las 21,00 horas el presidente de la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas, Antonio Maíz, informaba de la suspensión del acto del Jueves Lardero como consecuencia de la lluvia. Por lo tanto, ni campanita, ni humo de la bengala, ni pasodobles del Imperio Romano ni las voces de la Schola Cantorum Santa Cecilia. Los directivos han permanecido en la sede de la Agrupación y han ofrecido una «uvita» y una tapa a algunos hermanos que se han acercado. Por lo que hoy, el Jueves Lardero se ha vivido más que en otras ocasiones desde su esencia, el cuartel.

Jueves Lardero en Puente Genil, el jueves previo al Miércoles de Ceniza, celebra el comienzo de la Cuaresma.

La primera Corporación que realizó esta celebración fueron las Autoridades Judáicas La Judea, a finales del siglo XIX, en años posteriores se fueron sumando poco a poco el resto de las Corporaciones, hasta llegar al día de hoy donde alrededor de una mesa se sientan los hermanos de corporación e invitados, para celebrar el Jueves Lardero, el inicio de la Cuaresma Pontana.

-

El jueves lardero, corresponde a tres días exactos antes de carnaval, que si en un principio éste gana la batalla, será finalmente la Dña. Cuaresma quien imponga su cordura sobre el mundo cristiano. La palabra «lardero» procede del latín ‘lardum’ (grasa o tocino), y alude a la costumbre de comer carne y tocino los días anteriores a la Cuaresma y su periodo de abstinencia. El Jueves Lardero es la antesala de la particular forma de entender la Semana Santa en Puente Genil, es el día en el que en los Cuarteles (lugar de encuentro y convivencia entre los «hermanos» de corporación) colocan su particular calendario de Cuaresma. Dicho calendario, que tendrá un papel principal en cada cuartel marcará el transcurso de la Cuaresma y junto a él se vivirán los momentos más emotivos de la Cuaresma pontana.

El calendario es la figura de la «vieja cuaresmera», que como su propio nombre indica, es la representación de una anciana que va cargada de alimentos para la cuaresma (bacalao, verdura, etc.) de la que cuelgan siete patas que se irán quitando en un ritual marcado por la emoción y las «cuarteleras» (cantos a dos voces que se intercambian entre los hermanos del cuartel). Cada pata corresponde al nombre de cada Domingo de Cuaresma del calendario litúrgico (aunque aquí se celebre cada sábado), primera pata de subida de carnaval, tentaciones de Jesús, Transfiguración de Señor, El Diablo Mudo, Pan y Peces, Domingo de Pasión y coincidiendo la última con el Sábado de Ramos, ya inmersos en plena Semana Santa. Cada sábado de cuaresma, la corporación hace la «subida» al calvario (donde está la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno al que todos llaman «el Terrible», porque es «el amo de ‘toas’ las cargas») sobre las 10 de la noche, precedidos de los romanos con bengalas y con música de dicha corporación. Esta subida se hace en Puente Genil desde el siglo XVIII cuando era costumbre que un grupo de frailes hiciera la subida penitencial cada domingo de cuaresma. Allí, entre «uvitas» (vino de la tierra), y cuarteleras, se entonan los Misereres.

A continuación, cada corporación inicia la «bajada» hacia el cuartel para realizar la cena de hermandad, donde posteriormente se le quitará la pata a la «vieja cuaresmera». Dicho honor recaerá siempre en algún «hermano» que por alguna circunstancia sea merecedor de ello. Este ritual se hace generalmente con un discurso emotivo, todo ello entre saetas cuarteleras y toques de tambor.

La cuaresma en Puente Genil está representada por una curiosa estampa popular: La vieja cuaresmera. Se trata de una vieja mujer que sostiene un bacalao en la mano y una cesta con arenques y verduras en la otra (las comidas propias de los tiempos de cuaresma). Esta peculiar mujer tiene siete patas, sí, siete; que constituyen fundamentalmente a las semanas, contando por sábados, que forman los cuarenta días de la cuaresma, siendo esta señora nada más y nada menos que una medida del tiempo muy singular.

7,034FansMe gusta
2,215SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

error: El contenido está protegido