30.1 C
Puente Genil
sábado, agosto 13, 2022

La luz de su Resurrección ilumina nuestra vida….

01/05/2022: III Domingo de Pascua.
La luz de su Resurrección ilumina nuestra vida.
Citas:
1ª lectura: Hechos de los apóstoles 5,27b-32.40b-41
Salmo: 29 Te ensalzaré Señor, porque me has librado.
2ª lectura: Apocalipsis 5,11-14.
Evangelio: Juan 21,1-19.
Comentario: El problema decisivo de la humanidad, lo podemos comprobar con las enfermedades, las amenazas de guerra nuclear, la muerte… es el futuro ¿Qué va a ser de nosotros? ¿mi familia, mis proyectos y aspiraciones, mi pueblo, la humanidad? .

¿En qué van a terminar nuestros trabajos y esfuerzos? Muchos, de mente abierta, rechazan la esperanza cristiana pensando que la muerte es la derrota personal de cada individuo, pero gracias a la aportación de las personas buenas la sociedad progresa y camina. ¿Hemos de abandonar entonces a los débiles, los vencidos, los enfermos, los que ya no pueden contribuir al progreso de la sociedad, porque no pertenecen a las élites progresistas? ¿Podemos asegurar que la sociedad va hacia ese mundo exento de males y pleno de vida que todo ser anhela? Este mundo cada vez más dominado por poderes humanos: riqueza, política, tecnocracia… ¿está libre de amenazas? Los cristianos hemos de saber ver, desde la fe en Jesús Nazareno, que si se desvanece la esperanza en la salvación que viene de Dios, este mundo no prospera, sino que se vacía del sentido que tiene la vida en sí misma y queda privado de futuro. Sólo desde el Espíritu de Cristo Resucitado nos podemos proteger de la desesperación, el vacío, el sinsentido del mal, la muerte y la frustración final.

El Sanedrín presiona a los primeros cristianos consciente de que, lo que el Nazareno ha traído al pueblo no ha logrado hacerlo desaparecer con su Muerte; y es que el bien que viene de Dios, siempre acabará triunfando sobre el mal que viene del egoísmo humano, porque la fuerza del Espíritu de Dios hace desaparecer los miedos a los que de verdad están dispuestos a dar razón de su fe en el proyecto de vida y de Reino que en su nombre y como Hijo de Dios trae Jesucristo. La Resurrección no consiste sólo en que Jesús vuelve a la vida, sino que lo hace constituido como Salvador y Redentor de la humanidad, eso implica que su causa continúa adelante por medio de sus discípulos que van comprendiendo, cada vez mejor, lo que Jesús Nazareno les enseñó. No podemos centrarnos sólo en el hecho de que es la persona de Jesús quien vuelve a la vida sino que además esa situación cambia la de sus discípulos y el horizonte para ellos y para nosotros. Es decir, la Resurrección da una identidad a la comunidad cristiana en medio de la cual Jesucristo vive, y es que la causa de Jesús, su revolución por el amor, nos apasiona, nos fascina, logrando dar un nuevo sentido a nuestras vidas, llevándonos a anunciar y actuar según su Buena Noticia.

-

Es así como en los apóstoles van calando las experiencias de la Resurrección y van reconociendo que es el Señor quien quiere reconducir sus vidas para abandonar del todo sus redes y barcas y anunciar definitivamente a este Señor de toda la humanidad. Le reconocen en la comida compartida y Eucarística y en todos esos signos que habían compartido con él, desde la experiencia del amor hacia ellos; y así, Pedro es el primero en entender esa base teológica del amor de Dios, y a pesar de sus negaciones, sus miserias, sus debilidades y miedos, eso no le impide ser el guía de esa comunidad; la Iglesia. No es perfecto, pero su amor a Jesús le ha curado, y es que la experiencia de la Resurrección se fundamenta en el amor del Resucitado trasmitido a los suyos.

7,034FansMe gusta
2,215SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

error: El contenido está protegido