25.1 C
Puente Genil
viernes, abril 12, 2024

El concejal de Obras da cuenta del proyecto de demolición de la antigua Iglesia de Sotogordo y de las recientes actuaciones en la Boca del Rigüelo

El concejal de Obras, Infraestructuras y Medio Ambiente, Rafael Morales, y la concejala de Aldeas, Almudena Bascón, han presentado el proyecto de intervención para la demolición de la antigua Iglesia y centro social de mujeres de Sotogordo, así como el adecentamiento de la parcela, ubicada en el número 9 de la calle Fray Rafael Pozo Bascón de la aldea, por un importe de 50.000 euros (IVA incluido).  Las obras, que se encuentran en fase de licitación hasta el 8 de abril y que tendrán una duración de tres meses, contemplan dos fases, una primera de demolición y limpieza del solar, que permitirá dejar un espacio de esparcimiento; y una segunda, fijada para más adelante, que incluirá la construcción de una zona cubierta para distintas actividades en la aldea. La rueda de prensa contó con la presencia del arquitecto municipal Vicente Jiménez, que ofreció algunos detalles técnicos del proyecto, y de la alcaldesa pedánea de Sotogordo, Rosa Pérez, que agradeció el apoyo de los gobiernos municipales a los proyectos que se plantean desde la aldea, algo que redunda en una mayor calidad de vida de los vecinos y vecinas de la misma.

Por otra parte, el concejal de Obras se refirió a la reciente actuación que está llevando a cabo la Diputación Provincial en la carretera CO-6302, que une Puente Genil con Sotogordo por El Palomar, señalando la existencia de un problema de acumulación de barro en la zona de las Bocas del Rigüelo, que se agrava con las lluvias. Morales dijo que desde el Ayuntamiento se ha realizado una primera intervención hace un mes derivando el agua a otra zona, algo que ha permitido paliar el problema, aunque no completamente, “de ahí que tengamos concretado cómo se va a arreglar”. “Se trata de un grupo de viviendas que lo están pasando mal, y quiero decir públicamente que la solución está ya a la vuelta de la esquina”, precisó.

También sobre la acumulación de barro en una zona de la carretera del Río de Oro, Morales explicó que la incidencia se ha comunicado a Diputación, “y es un problema motivado por un talud que al limpiarse de vegetación ha quedado a merced de las escorrentías”. “Es un problema que se solucionará con el tiempo, ya que en cuanto vuelva a crecer la vegetación estará consolidado. Además, hay otro pequeño problema topográfico, ya que no anduvieron muy finos, pero es un sitio puntual y muy concreto que no es complicado de limpiar”, finalizó.   

7,034FansMe gusta
2,215SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

error: El contenido está protegido