22.1 C
Puente Genil
lunes, mayo 20, 2024

Condenan a una mujer acusada de recibir en su tienda de Puente Genil dos kilos de heroína entregada por una persona disfrazada de guardia civil

La sección segunda de la Audiencia provincia de Córdoba ha condenado a seis años y un día de prisión, y a una multa de 157.482 euros, a una mujer acusada de recibir en su tienda un paquete con dos kilos de heroína, que le fue entregado por un guardia civil disfrazado de mensajero. La procesada ha recurrido el fallo ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que debe pronunciarse ahora sobre la apelación.

El tribunal ha considerado probado que, en mayo de 2021, las autoridades alemanas detectaron el paquete, enviado desde Lillongwe, capital de Malawi, con el teléfono de contacto de la pareja de la acusada y con un lugar de entrega en la localidad de Puente Genil. Cuando funcionarios del aeropuerto alemán abrieron el paquete, hallaron alrededor de 2,1 kilogramos de heroína, que debía ser remitida al aeropuerto de Málaga para su entrega posterior en el referido municipio cordobés.

Por ello, las autoridades alemanas solicitaron colaboración a las españolas, «a fin de que se pudiera agotar la investigación y esclarecer las circunstancias del envío, y sus diferentes conexiones». Según recoge la sentencia, el paquete fue trasladado al aeropuerto de Málaga por un funcionario policial alemán que lo entregó al Equipo de Delincuencia Organizada de la Guardia Civil.

-

Este equipo solicitó autorización de circulación vigilada y entrega controlada del paquete al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Puente Genil, que la concedió. En este juzgado, en presencia del juez titular y de la letrada de la Administración de Justicia, se abrió el paquete comprobándose que, a su vez, contenía otros tres paquetes. Estos tenían, cada uno, un bolso donde, en cada uno de los dos dobles fondos laterales, se intervino una plantilla con una sustancia marrón que, tras la práctica del drogo-test, dio positivo en estupefacientes.

El mismo día, un agente de la Guardia Civil, uniformado como trabajador de la empresa de transportes que realizaba el envío, entregó el paquete en la dirección indicada, que era una tienda donde la acusada lo recepcionó «a sabiendas de su contenido ilícito».

En el análisis oficial de la sustancia intervenida, arrojó un peso de 1.777 gramos de heroína con una pureza del 47,31% y un valor de 157.482 euros en el mercado ilegal. El tribunal considera probado que la droga iba a ser distribuida a terceras personas con colaboración de la acusada. En sus fundamentos de derecho, la sentencia apunta que estos hechos constituyen un delito contra la salud pública, de tráfico de drogas que causan grave daño a la salud y en notoria importancia.

7,034FansMe gusta
2,215SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

error: El contenido está protegido