Las aglomeraciones y las dificultades que conlleva la celebración de las pasadas fiestas navideñas, para garantizar el disfrute con el descanso de los vecinos, a instancias del ayuntamiento de Puente Genil se ha saldado en positivo. El concejal de Festejos, Jesús López, informa que “han transcurrido sin incidencias destacables”. Tan sólo se ha interpuesto “una denuncia a un bar por incumplimiento “ en el horario.

El principal escollo ha estado circunscrito al tráfico rodado “ han quedado cortas las previsiones”, con importantes parones en la fluidez de vehículos y en horas punta. 

Aunque desde Seguridad y Tráfico habían realizado un estudio previo para organizarlo y habilitar aparcamientos, han sido insuficientes. Sobre todo- ha dicho López- “porque todo el mundo no puedo aparcar cerca del centro”. Este año pusieron a disposición de los vecinos los terrenos anexos al colegio Castillo Anzur, al tanatorio y a Cruz Roja. Pero de cara al próximo pondrán en marcha “un Plan de Tráfico” para el que llevarán a cabo un “estudio junto a la Policía Local”.